miércoles, 6 de mayo de 2015

Y la solución es ... libertad

Crisis en la educación pública de España

El título de este artículo podría sugerir que se trate del deseo de las muchas grandes minorías y quizás pequeñas mayorías en las diversas regiones periféricas de Europa de independizarse, pero nada está más lejos de la verdad. El asunto del presente artículo es la educación, y en concreto la educación pública en España que sin duda alguna no está pasando por sus mejores momentos. 














Fig. 1: Tasas de abandono escolar de 2013 en diferentes países europeos; el dato correspondiente a España en amarillo. Fuente: Eurostat (http://epp.eurostat.ec.europa.eu/portal/page/portal/eurostat/home/). 

Para empezar, la tasa de abandono escolar con un 23% (cifra de 2013) es una de las más elevadas de Europa; solo en Turquía la situación es peor (ver fig. 1). El descenso gradual de la tasa de abandono escolar desde 1992 no puede server de excusa: sigue siendo el doble de lo que se debe considerar aceptable (un 12% como mucho) en un país que aspire a ser uno de los más avanzados del mundo. Además, fig. 2 demuestra claramente como el aumento de la tasa de abandono escolar coincide con la burbuja inmobiliaria que ocurrió en España entre 2000 y 2007 antes de que se desinflara con el inicio de la crisis: fue muy fácil entonces encontrar trabajo en el sector de la construcción que claramente funcionó como tubo de escape para estudiantes desmotivados.













Fig. 2: Evolución de la tasa de abandono escolar en España. Fuente: Eurostat.

Lao informes PISA (Program for International Student Assessment) muestran una tendencia similar: en comparación con otros países de la OCDE, sistemáticamente España se queda atrás en las tres capacidades examinadas en el programa: comprensión de textos, matemáticas y ciencias naturales (ver fig. 3). La OCDE hace los análisis PISA una vez cada tres años, y entre 2000 y la última vez que se llevó a cabo en 2012, no se observó progreso alguno en el caso de España. 

























Fig. 3: Resultados de las investigaciones PISA, llevadas a cabo entre 2000 y 2012 en algunos países de la OCDE con intervalos de tres años; los resultados de España en amarillo: solo Italia, México y Turquía obtuvieron peores resultados.

Las muchas quejas de estudiantes, padres y profesores por igual sobre el sistema educativo parecen solo confirmar lo que se esconde detrás de los números fríos: profesores con deficiente formación que no dominan de manera suficiente las materias que tienen que enseñar (aquellos profesores de inglés que ni entienden, ni hablan este idioma no son una excepción), profesores que enseñan asignaturas para qué no tienen cualificación (profesores de religión enseñando francés, profesores de matemáticas dando educación física, etc.), falta de disciplina, desmotivación compartida entre estudiantes, profesores y directores de centro, falta de recursos y una extrema ideologización en muchas de las comunidades autónomas de España, cuyo único propósito parece ser crear perfectos socialistas, nacionalistas o cualquier otro “ista” que se pueda inventar.

Llama la atención la queja de la falta de recursos, ya que el gasto por estudiante en España no difiere mucho de los demás países desarrollados de Europa, como demuestra fig. 4.














Fig. 4: Gasto (público y privado) en educación por estudiante (€) en 2011; el dato correspondiente a España en amarillo. Fuente: Eurostat.

Si comparamos ahora el gasto en educación por estudiante con dos otros parámetros que se suelen utilizar para medir los resultados de un sistema educativo, los cuales son la tasa de abandono escolar y la tasa de paro juvenil, vemos que en España lo estamos haciendo francamente fatal (fig. 5).






















Fig. 5: Gasto en educación por estudiante (en 100 €, en verde oscuro) comparado con la tasa de abandono (en %, en azul oscuro) y la tasa de paro juvenil (en %, en azul claro) en 2013; los datos correspondientes a España en rojo, color naranja y amarillo. Fuente: Eurostat.

Se esperaban las bajas tasas de abandono y paro juvenil en muchos países de Europa, dado su alto gasto en educación por estudiante. De la misma manera es lógico que en un país como Turquía, se registren altos valores de estas tasas por su bajo gasto en educación. Sin embargo, las tasas igualmente bajas de abandono y paro juvenil comparadas con el bajo gasto en educación por estudiante en muchos países de Europa Oriental, deniegan la existencia de una relación directa entre el gasto en educación y el éxito del sistema educativo. De todos modos, el relativamente alto gasto en educación por estudiante en España debería resultar en tasas de abandono escolar y paro juvenil manifiéstamente más bajas de lo que se suele registrar.

La relativa irrelevancia del modelo educativo

Si no hay una relación clara entre el gasto en educación y el éxito del sistema, ¿cuáles son los factores que sí determinen el éxito de un sistema educativo? Entre los países con buenos resultados educativos no se encuentra un sistema dominante que pueda explicar su éxito. Los países de habla alemana y neerlandesa todos tienen sistemas altamente diversificados en el sentido de que los estudiantes se mantienen dentro de un mismo tronco académico solo un limitado número de años, en general coincidiendo con lo que se suele llamar la educación general básica, entre los seis y doce o catorce años de edad.

Para la etapa secundaria se ofrece una variedad de tipos de instituto, entre los cuales los estudiantes pueden elegir de acuerdo con sus características específicas, intereses y capacidades intelectuales. El tipo de instituto intelectualmente más exigente da acceso directo a la Universidad. La Formación Professional está disponible a partir del último año de la educación general básica para darles a los estudiantes menos motivados la oportunidad de recibir una sólida educación secundaria aprendiendo a la vez una profesión que les permita encontrar trabajo con relativa rapidez después de terminar los estudios, lo que suele ser el caso por la estrecha colaboración con el mundo empresarial, que les permite adquirir exactamente aquellas habilidades que piden las empresas que les van a contratar. No debe sorprender que la tasa de paro juvenil en aquellos países tenga la tendencia de ser muy baja (en general inferior al 15%).

En los países escandinavos al contrario, incluyendo la admirada Finlandia, se mantienen los estudiantes dentro del mismo sistema hasta el fin de la edad obligatoria de escolarización, establecida en todos los países en dieciséis años. Las tasas de abandono escolar son como en los países de habla alemana y neerlandesa, con excepción de Noruega, que tienen un alto gasto en educación, pero una tasa de abandono mucho más alto de lo que cabía de esperar. La tasa de paro juvenil en general es más alta (ver las cifras para Suecia y Finlandia), ya que es más complicado establecer una integración fluida entre el mundo educativo y empresarial si los estudiantes permanecen relativamente aislados del mundo real hasta una la edad más avanzada de dieciséis años.

Diferencias fundamentales entre los países

La pregunta ahora es ¿qué es lo que tienen los países con buenos resultados educativos (Norte y Centro de Europa) en común frente a países con problemas en su educación como España, Portugal, Francia, Italia o Grecia (Grecia tiene una tasa de paro juvenil del 58,30%, más elevada que España)? La diferencia parece residir en la intervención de las administraciones públicas (AAPP) en decisiones que por su índole deben pertenecer al ámbito individual, que sea éste los padres o el centro educativo (centro) como demuestra la tabla en fig. 6.

Asunto
Poder de decision
A, B, CH, D, DK, FIN, L, N, NL, S
E, F, GR, I , P
Elección de centro educativo.
Los padres mientras los estudiantes sean menores de edad.
Las AAPP.
Recursos humanos (contratación de profesores).
El centro.
Las AAPP.
Metodología, filosofía y enfoque de la enseñanza.
El centro.
Las AAPP.
Admisión of students.
El centro, aunque las AAPP garanticen plaza en algún centro hasta el final de la mientras dure la escolarización obligatoria.
Las AAPP.
Asuntos disciplinarios.
El centro.
Las AAPP.
Financiación.
Las AAPP.
Las AAPP.
Sistema remunerative para profesores.
Sueldo fijo en función de edad y experiencia más complementos por incentivo.
Sueldo fijo en función de edad y experiencia.

Fig. 6: Diferencias principales en poder de decisión en asuntos que afectan la organización, la gestión y la convivencia diaria en los centros educativos entre países con buenos resultados y países con problemas.

Se observa en la tabla en fig. 6 que en países con buenos resultados educativos las decisiones fundamentales sobre la organización, gestión y convivencia diaria las toman las partes directamente implicadas, es decir, los padres y los centros, mientras en países con problemas las toman las administraciones públicas.

El camino para llegar a un sistema educativo que dé resultados parece ser el siguiente: partiendo de la premisa que los padres siempre desean lo mejor para sus hijos, siempre elegirán el centro donde creen sus hijos reciban la mejor educación dadas sus características intelectuales. Si a la vez los centros tienen la libertad de decidir sobre asuntos de gestión y convivencia diaria, como son la contratación (y despido si es necesario) de profesores, asuntos pedagógicos como los libros de texto a utilizar, métodos de enseñanza, filosofía y asuntos religiosos, asuntos disciplinarios y admisión de estudiantes, siempre tomarán aquellas decisiones que más les beneficien. De esta manera los centros se esforzarán para distinguirse de otros centros para atraer los estudiantes que creen que rindan mejor en su centro.

De esta manera se crea una especie de mercado en que los centros compiten por atraer los estudiantes que mejor se ajusten a sus características, mientras los padres pueden elegir. No obstante el sistema educativo en países con buenos resultados educativos no es un mercado de verdad ya que no hay transacciones financieras entre las partes de por medio. En ninguno de los países con sistemas de éxito los padres tienen que pagar dinero para enviar sus hijos al centro de su elección al garantizar el Estado la financiación del sistema. Es más, en algunos países los alumnos reciben una beca de transporte si el centro de su elección está muy alejado del domicilio familiar;  la competición no es por atraer los estudiantes más ricos, sino los más idóneos.

El sistema remunerativo para profesores también es mucho más motivador al consistir de un componente fijo en función de edad y experiencia, que en todos los casos es más alto que en cualquier de los países con problemas educativos, más un variable según resultados. Se puede despedir a un profesor que no logre buenos resultados, aunque siempre se le ofrece el traslado a otro centro donde pueda rendir mejor, antes de someterle a la humillación de un despido oficial.

La toma de decisiones en la educación pública de España

En el sistema español, las administraciones públicas intervienen en todas las decisiones de trascendencia. Para empezar, en muchas de las comunidades autónomas con que cuenta España, los padres no tienen libertad de elección de centro para sus hijos: el lugar del domicilio o el puesto de trabajo suele ser el factor determinante. Si vives en una zona de la que no te gusta el colegio, no puedes enviar tu hijo a otro, aunque esté a tan solo 500 metros de distancia.

En segundo lugar son las administraciones públicas las que toman todas las decisiones relacionadas con la gestión y convivencia diaria en los centros: deciden sobre los libros de texto, uniformes para todos los centros, deciden cuándo y dónde trabajen los profesores, y en muchas comunidades autónomas deciden hasta sobre qué hacer con estudiantes conflictivos.

Por último, en España los profesores con plaza fija son todos funcionarios. Ser funcionario en España requiere superar durísimas oposiciones en que el aspirante normalmente tiene que invertir varios años de su vida, pero tiene la recompensa de tener el trabajo y por ende el sueldo garantizado de por vida hasta tal punto que los funcionarios pueden considerarse auténticos propietarios de su plaza, lo cual es el sueño de más de un ciudadano español.

Sin embargo, estudiar oposiciones requiere cualidades como extrema concentración, memorización coránica y la capacidad de estar solo y aislarse del resto del mundo durante largos períodos de tiempo. Pueden ser las características idóneas para alguien que no vaya a hacer otra cosa en lo que le quede de su vida profesional que revisar documentos y poner sellos, pero de un profesor se espera un comportamiento totalmente distinto. Un profesor ha de ser un excelente comunicador, tiene que tener mucha imaginación y creatividad y debe tener sus capacidades de análisis y sintetización bien desarrolladas para tener éxito en su profesión.

Está claro que el sistema español de reclutamiento de funcionarios no atrae el tipo de persona que se estima idónea para la educación. Si encima no se le puede despedir a un profesor funcionario que no rinda en su trabajo, se crea así, aparte de la falta total de libertad, una fuente de desmotivación, descontento y frustración permanente que podría explicar ya de por sí el altísimo grado de fracaso escolar en España.

Libertad de elección y de gestión

Está claro que el sistema educativo de España está atrapado en un conjunto de leyes, normativas y también comportamientos culturales que puedan haber funcionado en un pasado muy remoto, pero que ahora solo producen fracaso y frustración. Para escapar de esta trampa y evolucionar hacia un sistema de éxito, es fundamental que los participantes en el sistema educativo puedan decidir y actuar en libertad. Discutir sobre el modelo educativo, o asuntos como religión sí o no en los colegios, la edad en que se permitan las especializaciones o la administración que deba tener la competencia, es una pérdida de tiempo que desvirtúa la atención de lo esencial.

Es fundamental que sean los padres los que decidan en qué centro se escolaricen sus hijos, mientras que a la vez han de ser los centros mismos los que tengan la competencia sobre la filosofía del centro, la metodología y el cuerpo docente, en vez de funcionarios ajenos a la vida diaria de los centros; permitirá que los centros se distingan entre sí y hasta se especialicen si se considera necesario o deseable. Ambas libertades juntas darán lugar a una competitividad sana que solo puede ser beneficiosa para la calidad de la enseñanza. La libertad de elegir metodología también romperá con el monopolio de la editorial que tiene esta posición privilegiada en la actualidad, creando un verdadero mercado de libros de texto con la inevitable reducción de precios y aumento de calidad. La libertad terminará también con el uso obligatorio y excluyente de idiomas cooficiales en determinadas comunidades autónomas en detrimento del español, ya que la decisión sobre la lengua vehicular quedará en manos de los centros.

Lo que será más difícil, por su condición de funcionarios, es la aplicación de condiciones normales de mercado en las relaciones laborales con los profesores. No obstante, se puede introducir cierta libertad para los centros en la selección de personal. En lugar de asignar un candidato desde arriba sin consentimiento del centro cuando un puesto quede vacante, la administración competente podría enviar una selección de candidatos de su bolsa de trabajo que cumplan con los criterios establecidos por el centro. Así el centro podrá seleccionar el candidato que cree que mejor satisfaga sus criterios. Sin duda alguna un sistema de más libertad aumentará tanto la calidad como la motivación del cuerpo docente. 

Idiomas extranjeros

La libertad en la contratación de profesores va a ser esencial para resolver el eterno problema de la enseñanza de idiomas extranjeros en la educación pública de España. Es un secreto a voces que el sistema de enseñanza pública español, así como la sociedad española en su totalidad, está fracasando estrepidamente en esta materia. Limitémonos al inglés, de que hay un consenso general que el dominio de aquel idioma es fundamental para tener acceso a los puestos de trabajo bien retribuidos y una carrera profesional satisfactoria. Es inaceptable que prácticamente la totalidad de los profesores de inglés que ejercen en la actualidad, no sean capaces de  expresarse debidamente en este idioma, y menos todavía enseñarlo.

Al no funcionar el método de contratación actual, resolver este problema de una vez para siempre, necesariamente pasa por medidas radicales: el sistema pública de educación debería abrir sus puertas sin reservas a profesores de todos los países angloparlantes así como de otros países famosos por el altísimo nivel del inglés como segundo idioma, como los Países Bajos, Bélgica o los países escandinavos. Sólo debería exigirse un mínimo de experiencia docente y dominio del español para poder impartir el inglés como asignatura en los centros de educación pública, considerando válidos todos los títulos y diplomas relevantes obtenidos en sus países de origen, sin obligación de homologarlos a sus equivalentes en España.

A la vez España debería cambiar algunas costumbres culturales con respecto a los idiomas extranjeros. A pesar de considerarse los españoles personas abiertas y simpáticas, la cultura española sigue siendo una cultura cerrada, en el sentido que evita las influencias de fuera y hasta las trata con desconfianza y hostilidad. Es muy difícil encontrar libros y revistas en otros idiomas que no sea el español, mientras en la televisión el español es el único idioma permitido: todas las series, películas y otros textos pronunciados en idiomas extranjeros se doblan sistemáticamente al español. De esta manera no es raro que un joven español no oiga el inglés hablado hasta que tenga 15 años de edad, lo cual en general es una edad demasiada avanzada como para obtener una fluidez aceptable en inglés.

Del otro lado, si un niño se acostumbra a los sonidos de otro idioma al oírlo en la televisión y en el cine, entendiendo lo dicho a través de subtítulos en su propio idioma, el aprendizaje será mucho más fácil una vez que empiece a estudiarlo de manera estructurada al no ser algo extraño y completamente nuevo para él. Se ha demostrado científicamente que el nivel del inglés de los países no angloparlantes es mucho mayor en países donde se subtitulen la televisión y el cine que en países que utilicen el doblaje. Los holandeses, belgas y escandinavos (todos utilizando subtítulos) hablan el inglés mucho mejor que los alemanes (con la televisión doblada); los portugueses y los griegos (con subtítulos) hablan el inglés bastante mejor que sus vecinos de España, Italia y Francia, todos países con la televisión doblada.

La TDT moderna permite emitir en señal doble, una doblada y otra subtitulada, lo cual es el caso en España en la actualidad. Sin embargo, el canal doblado sigue siendo el canal por defecto y si se quiere cambiar a televisión subtitulada, se puede hacer con el mando a distancia del televisor. El cambio de televisión doblada a subtitulada por tanto es muy fácil de realizar: solo hace falta hacer del canal subtitulado el canal por defecto. Sin embargo, habría que imponerlo por ley apoyado por un amplio consenso parlamentario, ya que ninguna emisora privada estaría dispuesta a realizarlo por iniciativa propia, temiendo pérdidas espectaculares de audiencia. Habrá un aluvión de protestas, pero por el bien de nuestros hijos una medida tan radical no precisa de más justificaciones.

Formación profesional

Una reforma educativa no puede ser complete sin una mejora sustancial del sistema de formación profesional. Un país con una economía competitiva, caracterizada por altos sueldos y poco paro, necesita de un sistema de formación profesional altamente diversificado disponible en varios niveles intelectuales. España carece de tal sistema hasta el punto que en España el 40% de los estudiantes termina en una universidad, mientras en países como los Países Bajos, Bélgica, Austria, Alemania y Finlandia este porcentaje no supera el 20%; el resto cursa varios programas de formación profesional.

Un sistema de formación profesional que funcione se caracteriza por la estrecha colaboración entre los centros donde se imparten los cursos de formación profesional y las empresas, sin intervención de administraciones públicas, sindicatos o asociaciones patronales, ni en la organización de los cursos, ni en la gestión, como ha sido el caso desde hace mucho tiempo en países con un sistema que funcione: los Países Bajos, Alemania o Suiza. Ya en 2012 el gobierno decidió en RD 1529/2012, en un intento de mejorar la formación profesional, evolucionar hacia un sistema tal como ha estado funcionando en los países mencionados. En agosto del año pasado el gobierno puso fin al monopolio de los sindicatos y asociaciones patronales en la organización de los cursos de formación profesional con dinero público. Fue una medida muy necesaria después del estallido de varios escándalos de corrupción en que sindicatos y asociaciones patronales ambos fueron acusados de haber desviado cientos, si no miles de millones de euros los últimos años sin haber organizado ni un solo curso.

Sin embargo, un sistema de vocación profesional según el modelo de los Países Bajos, Alemania o Suiza, nunca funcionará satisfactoriamente si no se cumplen dos otras condiciones esenciales: quitar aquellas trabas y barreras administrativas y financieras que frenen o incluso impidan la creación y crecimiento de empresas y la alta de autónomos, más un mercado laboral que no discrimine entre los que están dentro (los fijos) y fuera (los temporales) del sistema, pero este es otro debate.

Fuentes



Una nueva oportunidad para la energía solar en España

RD 413/2014: la eliminación del Régimen Especial

La publicación del Real Decreto 413/2004 en el BOE el pasado martes 10 de Junio de 2014 supuso un auténtico día negro para el sector de las energías renovables al entrar en vigor la reforma del sistema retributivo para las energías primadas, tal como se había decidido ya hace un año en el célebre Real Decreto 9/2013. El elemento fundamental de dicha reforma es la eliminación total de las primas que las plantas de generación de electricidad acogidas al llamado Régimen Especial, entre las cuales todas las plantas de energía renovable construidas y conectadas hasta el año 2012, habían recibido por cada kilovatio hora que generasen, y su sustitución por otro en que la base de la remuneración sea el precio que se cotice en el mercado ibérico mayorista de electricidad, el llamado “pool”. El nuevo sistema retributivo se aplica a todas las instalaciones eléctricas acogidas al Régimen Especial y por esta razón se puede decir que tiene carácter retroactivo.

El motivo por dar carpetazo al sistema de primas para las energías renovables no es otro que los graves desequilibrios que había causado desde su creación ya en 2007. El gobierno socialista de entonces lo estimó oportuno dar un empujón decisivo al desarrollo de las energías renovables para la generación de electricidad, no importasen los costes. En esta época los costes de construcción de plantas de energía renovable, fuera esta eólica, solar fotovoltáica, solar termo eléctrica o de residuales, eran todavía tan elevados, que no podían ser competitivas en comparación con fuentes de energía convencionales. Por dar un ejemplo, una central fotovoltáica montada en suelo en 2007 no se construía por menos de 5,00 €/Wp, ahora su precio rondaría como mucho el 1,25 €/Wp.

Para dar este empujón se creó el real decreto RD 661/2007. En éste se decidió que todas las plantas de energía renovable tuvieran el derecho de recibir por su electricidad generada una tarifa fija garantizada para toda la vida útil de la planta. Estas tarifas garantizadas se pagaban completamente independientemente del precio de la electricidad cotizado en el pool y eran suficientemente elevadas para atraer la atención de muchos inversores en búsqueda de oportunidades con una alta rentabilidad prácticamente sin riesgo.

A partir de 2007 los proyectos de energía renovable salieran como setas en otoño y obviamente, con los proyectos, aumentó también el pago de las primas a las energías renovables, como demuestra fig. 1. En apenas tres años la cantidad de primas pagadas subió de unos 2.240 millones de € en 2007 a más de 7.000 millones de € en 2010. Hasta final de 2013 se había pagado un total de 54.294 millones de € en primas. Independientemente de los argumentos en pro y en contra de las energías renovables, el gobierno conservador salido de las urnas en noviembre de 2011 consideró inaceptable esta escalada de costes, sobre todo en vista de la imperativa necesidad de reducir el déficit presupuestario, que en 2011 estaba cifrado en 100.072 millones de €, es decir, las primas pagadas hasta entonces sumaban algo más de la mitad del déficit presupuestario. Para el nuevo gobierno suficiente motivo para cortar drásticamente en estas primas.


Fig. 1: de las primas pagadas a las energías renovables. Fuente: CNE (http://www.cne.es). Cifra para 2014 estimada (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo).

Desequilibrios estructurales en el mercado eléctrico español

España siempre ha dependido fuertemente de la importación de combustibles fósiles para abastecerse de energía y por tanto el precio de los combustibles fósiles (mayoritariamente petróleo) siempre ha sido un factor, por no decir el único factor determinante en la evolución de los precios en el pool. Sin embargo, esta relación empezó a romperse en el año 2009, como demuestra fig.2.



Fig. 2: La relación entre el precio de la electricidad en el mercado mayorista (pool, línea azul, en €/MWh), el precio del petróleo Brent (línea verde, en €/Barril) y la disponibilidad de fuentes de energía de coste 0 (barras verdes, en %) entre 2001 y 2014. Fuentes: OMIE (http://www.omie.es, precios de electricidad y fuentes de energía), EIA (http://www.eia.gov, precios de petróleo, en US$), OANDA (http://www.oanda.com, tipos de cambio €/US$). Los valores de todos los precios, tipos y porcentajes son valores medios anuales.

En la misma fig. 2 se aprecia claramente que en el mismo año 2009 empieza a dispararse la disponibilidad de lo que puede llamarse “fuentes de energía de coste 0”. Tradicionalmente la única fuente que puede permitirse ofrecer su electricidad en el pool a precios muy cerca de los 0 €/MWh, es la energía hidráulica, al consistir ésta en su totalidad de plantas de generación muy antiguas, todas construidas antes de 1975, y por tanto ya amortizadas y con muy bajos costes de operación y mantenimiento. Sin embargo, la disponibilidad de la energía hidráulica es un factor constante que suele oscilar entre el 6% y el 20% de toda la producción eléctrica anual, dependiendo de las precipitaciones caídas en cada año, con lo cual no se puede considerar un factor desestabilizante en el mercado eléctrico.

Las energías renovables primadas sin embargo, sí lo son, y sobre todo a partir del citado real decreto RD 661/2007. Aparte de las tarifas fijas garantizadas por unidad de electricidad para toda la vida útil de la planta, también se establece en él el derecho de las energías renovables a ofertar en el pool con prioridad, es decir por delante de otras fuentes de energía, con excepción de energía nuclear y hidráulica por motivos técnicos. Es decir, RD 661/2007 hizo que las energías renovables podían permitirse el lujo de este momento y en adelante de ofrecer su electricidad en el pool a precio 0 porque recibirían sus ingresos de todas maneras; por ley las energías renovables se habían convertido en una nueva fuente de energía de coste 0.

En 2008 hubo un nuevo real decreto, el RD 1578/2008, que limitó el crecimiento de la energía solar fotovoltáica, lo cual dio vía libre a sobre todo la energía eólica a crecer como la espuma. De hecho, en 2013 más del 70% de toda la energía renovable instalada en España era energía eólica frente a tan solo un 15% de energía solar fotovoltáica (ver fig. 3), cifras que no cambiaron en 2014.




Fig. 3: Potencia renovable instalada en España: eólica (barras azules), solar FV (barras naranjas), solar termoeléctrica (barras color vino tinto); potencia instalada por año (barras en colores claros) y potencia acumulada (barras en colores oscuros). Todas las cifras en MWp. Fuentes: AEE (http://www.aeeolica.org, eólica), EPIA (http://www.epia.org, solar FV), Schlumberger Energy Institute (http://www.sbc.slb.com, solar termoeléctrica).

Sin embargo, no se modificó ni el sistema de las primas garantizadas, ni el trato privilegiado para todas las energías renovables en el mercado eléctrico. El efecto desestabilizador de convertir las energías renovables en una potente fuente de energía de coste 0, se demuestra a continuación utilizando métodos macro econométricos.

Análisis macro econométrico de la evolución del precio 

Una primera inspección de los variables que han determinado la evolución del precio en el mercado eléctrico de España nos lleva a formular la siguiente hipótesis:

p(e,t) = A.p(oil,t) + B.s(t) + C, es decir el precio p(e,t) de la electricidad en el mercado mayorista en año t depende positivamente del precio del petróleo Brent p(oil,t) en año t y negativamente de la disponibilidad s(t) de fuentes de coste 0 en año t, es decir, el coeficiente A ha de tener un signo positivo, ha de tener un signo negativo y, ya que los precios no pueden ser negativos, el signo del constante C ha de ser positivo también.

Con el método de los cuadrados ordinarios mínimos (ordinary least squares) se obtienen los siguientes resultados:

Ecuación resultante 1:
p(e,t) = 0,79.p(oil,t) - 110,55.s(t) + 51,94
Coeficiente
Valor
t Stat
Valor-P
Error estándar
A
0,787409575
6,839096537
0,000028044
 0,115133566
B
-110,549637076
-5,806813822
0,000118106
19,037916570
C
51,944270132
10,355147703
0,000005211
5,016275153

Se observa que los signos de los coeficientes son los deseados (+ para A y C, - para B), los valores del t stat son muy altos (en la econometría se considera un valor de 2 lo mínimo que un coeficiente ha de tener para ser aceptado como significante) y los valores P se aproximan muy estrechamente a 0 (el valor P expresa la probabilidad que se rechace erróneamente la hipótesis 0). Si comparamos los valores reales del precio pool registrados entre los años 2001 y 2014, y los valores predichos por la ecuación, vemos la casi perfecta coincidencia entre los dos (fig. 4). En términos econométricos se dice que la ecuación resultante predice el precio del pool con una fiabilidad que roza el 100%. Es decir, la ecuación resultante no solo establece el precio del petróleo Brent y la disponibilidad de fuentes de energía de coste 0 como los factores determinantes para el precio pool, sino también que son los únicos factores a tomar en cuenta.


Fig. 4: Precios de electricidad en el pool reales (línea azul) en comparación con los precios de electricidad predichos por la ecuación resultante 1 (línea naranja). Ambos precios en €/MWh.

Si ahora hacemos el mismo análisis con datos mensuales en vez de anuales, obtenemos una relación aún más estrecha entre el precio de la electricidad por un lado, y el precio del petróleo Brent y la disponibilidad de fuentes de coste 0 por el otro.

Utilizando el mismo método de los “ordinary least squares” se obtienen los siguientes resultados:

Ecuación resultante 2:
p(e,t) = 0,57.p(oil,t) - 93,46.s(t) + 58,34
Coeficiente
Valor
t Stat
Valor P
Error estándar
A
0,570615113
15,654981884
0,000000001
0,036449427
B
-93,463214339
-16,027147386
0,000000001
5,831556427
C
58,344623734
26,255035666
0,000000001
2,222226032


Volvemos a ver los signos correctos para los coeficientes, tal como esperábamos. Sin embargo, se aprecian valores del t Stat más de tres veces superiores que en el análisis con datos anuales, lo cual indica una significancia del casi 100% de los coeficientes. También los valores P se aproximan muy estrechamente a 0 y los errores estándar son mucho más bajos que en el análisis con datos anuales, lo cual respalda la muy alta significancia de los coeficientes. Es más, la coincidencia entre los valores reales del precio de la electricidad y los previstos por la ecuación resultante 2 es casi perfecta, como demuestra fig. 5.


Fig. 5: Valores reales del precio medio de electricidad mensual (curva azul) comparados con los previstos por ecuación resultante 2 (curva naranja) entre enero 2001 y diciembre 2014. Ambos precios en €/MWh.


La relación es especialmente directa entre el precio de la electricidad y la disponibilidad de fuentes de coste 0: un aumento en dicho variable hace bajar el precio de la electricidad de inmediato, como se aprecia claramente en fig. 6.









Fig. 6: Efecto negativo de la disponibilidad de Fuentes de coste 0 (barras verdes, en %) en el precio de la electricidad (curva azul, en €/MWh). Observe como el desplome del precio de la electricidad en los inviernos de 2010, 2013 y 2014 coincide con una elevada disponibilidad de fuentes de coste 0 (energía hidráulica en 2010, energía hidráulica + eólica en 2013 y 2014). La curva verde es el precio del petróleo Brent (en €/barril). Para fuentes, ver fig. 2.

Los desplomes del precio que ocurrieron en los inviernos de 2010, 2013 y 2014, coincidieron con una muy elevada disponibilidad de fuentes de coste 0. En el invierno de 2010 las causas fueron una más que normal disponibilidad de energía hidráulica más un bajo precio del petróleo, mientras en los inviernos de 2013 y 2014 la causa fue una combinación de una disponibilidad de energía eólica subsidiada en niveles record más una elevadísima disponibilidad de energía hidráulica por las intensas lluvias de los meses anteriores. Sobre todo después de 2012, cuando la capacidad eólica instalada en España llegó a cifras nunca antes conocidas, no es tan descabellado decir que cada vez que sople una tempestad sobre Galicia, se desploma el precio de la electricidad.

La gran paradoja eléctrica

Mientras la tendencia para el precio mayorista de electricidad ha sido a la baja a partir de 2008, los precios para los usuarios finales no han dejado de crecer, como se puede contemplar en fig. 7. Esta evolución divergente y anti natural de los precios de electricidad se conoce por muchos nombres, como por ejemplo la gran paradoja eléctrica, o la vuelta energética.














Fig. 7: Evolución de los precios para la industria (línea en color vino tinto) y los hogares (línea roja) en comparación con los precios para mayoristas (línea azul), todos los precios en €/MWh. Fuente: Eurostat (http://epp.eurostat.ec.europa.eu).

Gran parte de esta paradoja, pero no todo, se explica con el aumento de las primas pagadas a las renovables, puesto que alguien tendrá que pagarlas: bien el contribuyente, bien el usuario final de la electricidad. A cual peor. Unamos en fig. 8 los gráficos de las figuras 1, 2 y 7 para ver los efectos perversos de las primas a las renovables en toda su nitidez:

















Fig. 8: El efecto perverso de las primas (área naranja, en cientos de millones de €): baja el precio pool (línea azul), pero suben los precios para los usuarios finales (líneas roja y de color vino tinto). Todos los precios en €/MWh. Fuentes coste 0 (barras verdes) en %. Para fuentes, ver figs.1, 2 y 6; cifras para 2014 estimadas.

RD 413/2014 y sus consecuencias

El nuevo real decreto RD 413/2014 que entró en vigor el pasado 11 de junio de 2014, vuelve a establecer que los productores de energía renovable tienen pleno derecho a ofrecer su electricidad en el mercado libre. Sin embargo, para la gran mayoría de las plantas eléctricas funcionando bajo el Régimen Especial los ingresos por venta según el precio en el mercado libre no serán suficientes para amortizar los préstamos con los que se financió su construcción en su día, y menos todavía para ser rentable.

En este caso el RD 413/2014 establece mecanismos de apoyo financiero para recuperar por lo menos parte del dinero invertido. Sin embargo, dichos mecanismos de apoyo están sometidos a una normativa muy estricta y en ningún caso serán suficientes para mantener el flujo de ingresos anterior a la aprobación del RD 413/2104.

Para empezar, todos los parques eólicos conectados antes de 2005, perderán todos los derechos a recibir ayuda financiera cualquiera, lo cual eliminaría un 37% de toda la capacidad eólica instalada (equivalente a un 28% de toda la capacidad renovable) en España del Régimen Especial.

Según un análisis exhaustivo del bufete de abogados Garrigues, todas las instalaciones de energía renovable acogidas al Régimen Especial sufrirán pérdidas de ingresos; en general, a más tamaño, más pérdidas. En particular, las consecuencias serán las siguientes:
  1. Los parques eólicos conectados en el año 2005 dejarán de ser rentables, a pesar de tener derecho a recibir ayuda financiera, lo cual afecta a otro 7% de la capacidad eólica instalada (5% de la capacidad renovable total).
  2. Las demás instalaciones eólicas pueden seguir siendo rentables, eventualmente después de aplicar medidas de reestructuración financiera.
  3. Más o menos un 90% de toda la capacidad fotovoltáica instalada en España podría seguir siendo rentable después de aplicar medidas de reestructuración financiera. Es decir, el 10% (un 1,5% de la capacidad total renovable) restante no será rentable, a pesar de medidas de las medidas de apoyo y las reestructuraciones que se apliquen.
  4. Sólo las instalaciones fotovoltáicas pequeñas montadas sobre cubierta ganarán con la nueva normativa.
  5. Dos tercios de la capacidad solar termoeléctrica dejará de ser rentable, es decir un 4,5% de la capacidad total renovable instalada en España.

Todo eso significa que un porcentaje igual a 28% + 5% + 1,5% + 4,5% = 39% de toda la capacidad renovable instalada en España dejará de funcionar bajo el Régimen Especial. A esta cifra habría que añadir el porcentaje equivalente a los 10% de las horas de producción de las instalaciones que sí sigan funcionando bajo el Régimen Especial (0,1 x 61%) ya que estas horas dejarán de ser primadas también. Esto eleva el porcentaje de la capacidad renovable instalada en España que abandona el Régimen Especial a 39% + (0,1 x 61%) ≈ 45%.

La evolución del precio de la electricidad en el futuro

La aportación de las fuentes de coste 0 a largo plazo

Está claro que el abandono del 45% de la capacidad instalada acogida al Régimen Especial tendrá la consecuencia que esta capacidad deje de comportarse como fuente de coste 0. Lo que no está claro es el ritmo con el cual este proceso se desarrolle. Las cifras que nos llegan desde el OMIE sugieren un comportamiento de los agentes en el mercado como si el Régimen Especial no hubiera sufrido cambios sustanciales. Fig. 9, que recoge los precios medios diarios de electricidad registrados en el mercado eléctrico español y la disponibilidad diaria (hidráulica + régimen especial) de fuentes de coste 0 entre el 1 de septiembre de 2014 y el 21 de enero de 2015, nos demuestra claramente que las subidas del precio siguen coincidiendo con una relativa reducida disponibilidad de fuentes de coste 0 y al revés.













Fig. 9: Precios medios de electricidad diarios (curva en azul claro, en €/MWh) y disponibilidad diaria de fuentes de coste 0 (en %) entre el 01/09/2014 y el 21/01/2015. Fuente: OMIE (http://www.omie.es).

Es más, en enero de este año, los días en que hubo mucho viento coincidieron con una aportación de energía eólica igual que el año pasado: cabría esperar una aportación de un 33% menos a causa de la eliminación prevista de los parques eólicos conectados en 2005 o antes. 

Fig. 10: Aportación del Régimen Especial en MWh a la generación total de electricidad en enero de 2014 (azul) y enero 2015 (rojo). Fuente: OMIE (http://www.omie.es).

Estos datos nos dicen que los agentes van a tomarse el tiempo para ajustar su comportamiento a la nueva realidad. No obstante, por pura lógica empresarial, no es un proceso que puede extenderse hasta la eternidad, puesto que ninguna empresa que dependa únicamente de sus beneficios para existir, está dispuesta a mantener por mucho tiempo una actividad que no le aporte beneficios.

Por estos motives cabe esperar que el abandono del 45% de la capacidad instalada acogida al Régimen Especial se realice en un plazo no superior a los cinco años: los propietarios más importantes de instalaciones eólicas en España, Acciona, ACS e Iberdrola, ya están realizando operaciones de desinversión en capacidad eólica. Luego el proceso de desconexión de capacidad del Régimen Especial se acelera por la pérdida de productividad de un 0,5% de medio anual a que está sometida cada instalación de energía renovable, lo cual significa que la capacidad de generación eléctrica del Régimen Especial en cada año es solo el 99,5% de su capacidad el año anterior.

Por último, cuando se aprobó el RD 413/2014, la instalación más antigua ya estaba 8 años en producción. Suponiendo un plazo de 20 años de plazo para recibir primas, a las instalaciones más antiguas les quedan 12 años para recibir primas bajo el Régimen Especial. Significa que  entre 2026 y 2034 todas las instalaciones de energía renovable, aún acogidas al Régimen Especial, dejarán de ser fuente de energía de coste 0 con el mismo ritmo en que fueron conectadas a la red. Es decir, en 2034 como muy tarde la disponibilidad de fuentes de coste 0 se habrá reducido al nivel natural del 15% que corresponde a la energía hidráulica.



Fig. 11: Evolución de la disponibilidad de fuentes de coste 0: energía hidráulica (azul) y Régimen Especial (verde).

La evolución del precio del petróleo

La bajada repentina del precio del petróleo los últimos meses hasta niveles no vistos desde 2005, han echado por tierra todos los análisis y previsiones hechas antes prediciendo un precio alto por encima de los 100 US$/barril. Hay consenso entre los expertos que era inevitable que la debilidad actual de la economía mundial (sobre todo en Europa, Japón y China) se reflejase en un precio del petróleo más modesto, pero la falta de actividad económica en si no puede explicar el auténtico desplome que el precio está sufriendo. Detrás está el rechazo de los productores de petróleo del Golfo de Persia por un lado y Rusia por otro de ajustar su producción a la nueva realidad. El motivo parece ser un profundo desacuerdo sobre la necesidad de esta medida. La diferencia sin embargo es que Arabia Saudita y los países colindantes tienen más que suficientes reservas financieras, pero Rusia como mucho hasta junio de este año. Se espera por tanto un precio muy bajo oscilando alrededor de los 35 US$/barril hasta junio, después de que vuelva a subir a un nivel que se considera mínimo para que ser rentable para los países productores (unos 75 US$/barril).

Sin embargo, no nos interesan las idas y venidas del precio del petróleo de este año, sino su evolución a largo plazo, y al plazo que nos concierne, los próximos 30 años, el precio será indiscutiblemente marcado por dos factores:
  1. Los costes de producción del petróleo.
  2. El crecimiento de la economía mundial induciendo un paulatino aumento de la demanda de petróleo.

Ambos factores tienen una tendencia a la alza a largo plazo, lo que hace una paulatina subida del precio del petróleo el escenario más probable, aunque sigue siendo una incógnita el ritmo con que esta subida se produzca. Lo que no es probable en ningún caso es una bajada del precio a largo plazo. De hecho, tal evolución solo cabe esperar en el caso que se cumplan ambas de las dos siguientes condiciones:
  1. Un desplome estructural al nivel mundial en la demanda de petróleo.
  2. El descubrimiento de nuevos yacimientos de petróleo fácil de extraer o un espectacular avance tecnológico que reduzca significantemente los costes de extracción de petróleo.
La primera condición solo se cumple si tanto la generación de electricidad, como el transporte terrestre, marítimo y aéreo definitiva e irreversiblemente deja de depender del petróleo, algo que no está a la vista los próximos 30 años. La probabilidad de que se cumpla la segunda condición debe considerarse muy próximo a 0.

















Fig. 12: Evolución prevista del precio del petróleo Brent en US$/barril según el Banco Mundial y OPEP (curvas en verde oscuro, previsión de 2013 arriba, previsión actual abajo), comparada con una previsión muy optimista hecha por la OCDE/AIE en 2013 (verde agua) y un escenario medio (verde lima).

Fig. 12 demuestra como el Banco Mundial y OPEP han revisado a la baja sus previsiones para la evolución del precio del petróleo Brent. Ambos organismos siempre se han caracterizado por sus previsiones conservadoras en comparación con otros organismos como la Agencia Internacional de Energía y OECD. 

El efecto sustitución

Según varios estudios sobre el mercado energético español elaborados por organismos de gran prestigio como CNE, BBVA Research y Price Waterhouse Coopers, el paulatino crecimiento del precio del petróleo provocará un efecto sustitución en que la energía renovable, siempre y cuando que ésta no reciba subvenciones, terminará expulsando las fuentes fósiles importados del mercado, un proceso que se verá acelerado por la reducción de costes de construcción que se prevé las próximas décadas para las instalaciones de energía renovable.

Dependiendo del ritmo de crecimiento del precio del petróleo, este efecto sustitución se dará más o menos rápido, pero en ningún caso antes de 2020; por ahora las fuentes tradicionales serán más que necesarias ahora que el Régimen Especial ha iniciado su paulatino desmantelamiento.

La evolución típica de tal efecto sustitución es la de una función logística, es decir, la curva de crecimiento de la aportación de energía renovable sin primas tendrá la forma de una S: al principio el crecimiento es lento, luego se acelera hasta llegar a su máximo a mitad del proceso. Después el ritmo de crecimiento vuelve a decelerar hasta aproximarse a cero, que es cuando la sustitución será completa. Ver fig. 13.



















Fig. 13: Posibles patrones de crecimiento de la aportación de fuentes renovables sin primas a la generación de energía en diferentes escenarios para el precio del petróleo: OECD/AIE (verde agua), medio (verde lima) y BM/OPEP (verde oscuro).

Predecir el precio de la electricidad en el mercado libre

Incluimos el efecto sustitución abordado en la sección anterior reescribiendo la ecuación resultante 1 de nuestro análisis macro econométrico:

p(e,t) = 0,79[u(t).p(re,t) + (1-u(t)).p(oil,t)] - 110,55.s(t) + 51,94

siendo p(e,t)p(oil,t) s(t) como definidos, p(re,t) el coste de la energía renovable sin primas en año y u(t) la aportación de energía renovable sin primas en el mismo año t. 

El valor de p(re,t) es muy difícil de medir, ya que son muchas las tecnologías de generación de energía renovable las que entran en este variable, todas técnicamente muy diferentes entre sí. Sin embargo, lo que nos interesa es la evolución de este variable en el tiempo y no sus valores absolutos en cada momento del tiempo. Por esta razón, es suficiente elaborar un índice que represente la evolución de los costes de desarrollo, construcción y conexión (dcc en adelante) de las distintas fuentes de energía renovable según su comportamiento verdadero.

Desde el punto de vista macro econométrico, el coeficiente 0,79 es tanto él del precio del petróleo, como él del precio de la generación de electricidad con fuentes renovables sin primas, precisamente por el estricto efecto de sustitución que existe entre las dos. El efecto sustitución entre las fuentes fósiles, representado en la ecuación por el precio del petróleo, y las fuentes renovables no primadas, no depende ni de otros variables en la ecuación, ni tiene influencia alguna en estos últimos.

Para estimar la evolución de p(re,t) en el tiempo comparamos los costes dcc actuales de una instalación de energía solar fotovoltáica sobre suelo sin primas con los costes dcc como podrían ser en 30 años.

Año
2014
2044
Escenario precio petróleo

€/Wp

%
medio
OPEP
OCDE
Elemento
€/Wp
%
€/Wp
%
€/Wp
%
Ingeniería y construcción
85,00
11,18%
120,32
22,14%
118,05
21,90%
120,26
22,13%
Módulos
375,00
49,34%
125,00
23,00%
125,00
23,18%
125,00
23,00%
Inversores
65,00
8,55%
60,00
11,04%
60,00
11,13%
60,00
11,04%
Seguidores
155,00
20,39%
125,00
23,00%
125,00
23,18%
125,00
23,00%
Instalación eléctrica
18,00
2,37%
25,48
4,69%
25,00
4,64%
25,47
4,69%
Equipos auxiliares
2,00
0,26%
2,83
0,52%
2,78
0,52%
2,83
0,52%
Conexión a la red
30,00
3,95%
42,47
7,81%
41,67
7,73%
42,45
7,81%
Tasas
30,00
3,95%
42,47
7,81%
41,67
7,73%
42,45
7,81%
Total
760,00
100,00%
543,56
100,00%
539,16
100,00%
543,45
100,00%
Crecimiento medio anual (%) por escenario


-1,11%

-1,14%

-1,11%
Crecimiento medio anual (%) escenario de referencia





-1,14%
Fig. 14: Crecimientos medios anuales del precio de construcción de plantas fotovoltáicas en diferentes escenarios para el precio del petróleo.

El precio del “hardware” (módules, inversores y seguidores, fig. 14, elementos en morado) está cayendo continuamente y seguirá cayendo los próximos 30 años. Sobre todo el precio de los módulos caerá previsiblemente por el progreso tecnológico. De hecho, en septiembre 2014 la empresa estadounidense SunEdison publicó un avance tecnológico importante en la fabricación de células fotovoltáicas que reduciría el precio de los módulos a unos 0,40  US$/Wp ≈ 0,35 €/Wp con el tipo de cambio actual (27 enero 2015) de 0,88 €/US$. Todos los demás elementos en el dcc de plantas de energía renovables (fig 14, en verde) están sujetos a inflación. Ya que el precio del petróleo es un factor importante en la evolución de la inflación total, la reducción media de los costes dcc de plantas fotovoltáicas es ligeramente diferente en cada de los tres escenarios del precio del petróleo contemplados.

Se prevén reducciones de costes similares para las demás tecnologías de energía renovable. Partimos por tanto de una reducción media anual del precio dcc de -1,14% por año para el variable p(re,t) en su conjunto, con p(re,2014) = 100 (2014 es el año base con el índice fijado en 100).

Para la función logística fijamos los valores mínimos y máximos que la aportación de energía renovable no subvencionada pueda tener en el 0%, la cual de hecho corresponde con la situación actual, y el 75%, respectivamente, sirviendo el 25% restante de capacidad de apoyo para garantizar un suministro eléctrico sin interrupciones.

Año
2014
2015
2016
2020
2023
2026
2029
2033
2037
2041
2045
Aport. fuentes coste 0
61,05%
56,14%
51,59%
46,92%
46,44%
43,84%
29,25%
15,46%
15,00%
15,00%
15,00%
Precio petr. (medio)
78,71
75,31
90,77
94,88
99,29
103,99
109,03
147,27
160,02
173,87
188,94
Aport. RREE (media)
0,00%
0,00%
2,67%
3,66%
6,18%
11,46%
21,37%
43,71%
64,51%
72,91%
74,72%
Precio electr. (medio)
43,19
49,38
63,48
84,67
90,57
95,88
111,42
116,63
100,50
93,71
93,08
Precio petr. (OPEP)
74,86
61,75
91,77
92,53
93,39
94,24
95,19
120,01
131,43
143,95
157,66
Aport. RREE (OPEP)
0,00%
0,00%
0,46%
1,08%
2,11%
4,13%
7,96%
20,17%
44,27%
66,05%
73,57%
Precio electr. (OPEP)
43,19
38,67
64,79
74,94
77,32
82,61
102,22
115,77
107,14
93,12
87,96
Precio petr. (OCDE)
82,84
101,67
108,79
116,40
124,55
133,27
142,60
199,40
215,84
233,63
252,89
Aport. RREE (OCDE)
0,00%
0,00%
1,80%
2,07%
4,02%
9,48%
22,73%
45,69%
71,24%
74,63%
74,98%
Precio electr. (OCDE)
43,19
70,20
77,66
111,31
122,14
128,92
139,91
126,45
106,80
103,83
105,41
Precio electr. (no sust.)
43,19
49,38
64,11
86,20
93,75
102,76
126,33
151,19
161,77
172,72
184,62
Fig. 15: Precios de electricidad previstos con diferentes escenarios para el precio del petróleo, según simulacros con ecuación resultante 1.

La tabla en fig. 15 demuestra la evolución del precio de la electricidad en el mercado libre (en €/MWh) según diferentes escenarios para el precio del petróleo: el escenario según OPEP (en naranja), que es el más conservador, el escenario medio y el según la OCDE (en verde). La última fila demuestra una hipotética evolución si no hubiera efecto sustitución: el precio de la electricidad se dispararía en el tiempo; se ha añadido como referencia. La fig. 16 da la misma información en forma de gráfico.














Fig. 16: Previsiones para el precio de la electricidad en el mercado libre según ecuación resultante 1 incluyendo el efecto sustitución con tres diferentes escenarios para el precio del petróleo: OCDE/AIE (celeste), medio (azul) y BM/OPEP (azul marino). La curva en gris representa la evolución del precio de la electricidad en caso de que no hubiera efecto sustitución.

En los tres escenarios vemos un crecimiento bastante rápido (en el caso MB/OPEP con un año de retraso por los bajos precios de petróleo actuales) debido a la drástica reducción prevista para los próximos tres años de la disponibilidad de fuentes de coste 0 por la aplicación del RD 413/2014. Sin embargo, después esta reducción se moderará hasta más o menos 2025, lo frenará el ascenso del precio de la electricidad en el escenario conservador del MB/OPEP y el escenario medio. A partir de 2025 la sucesiva caducidad de los plazos en que las instalaciones acogidas al Régimen Especial puedan seguir recibiendo ayudas provocará otra subida del precio de la electricidad en todos los tres escenarios para el precio del petróleo.

Después el efecto sustitución hará su trabajo moderador al conectarse cada vez más instalaciones de energía renovable no subvencionada. El ritmo de sustitución depende de la evolución del precio del petróleo: cuanto más sube este precio, antes empieza y más rápido hace su trabajo. Este es el motivo por qué vemos el ineludible descenso del precio de la electricidad empezando antes en el escenario OCDE/AIE que en el escenario MB/OPEP. No obstante, el descenso será gradual hasta llegar a un suelo mínimo de unos 80,00 €/MWh y de ninguna manera repentino. Sin embargo, ya estamos hablando del año 2042 y después.

Estabilizar el mercado eléctrico español

Sin duda alguna una mayor aportación de energía solar fotovoltáica tendrá un efecto estabilizador en el mercado eléctrico. Las razones son dos:
  1. Una menor dependencia de los precios de los combustibles fósiles, los cuales todos se caracterizan por su comportamiento errático y muy difícil de predecir, especialmente a largo plazo.
  2. El comportamiento estable y altamente previsible de los costes de producción de energía solar fotovoltáica, tanto a corto como a largo plazo.

Por un lado, los costes dcc de instalaciones de todo tipo de energía renovable, la fotovoltáica incluida, siempre se amortizan de forma igualada y escalonada durante la vida útil de la instalación, estableciéndose como un componente fijo en la cuenta de resultados. Por otro lado los costes de operación y mantenimiento de sobre todo las instalaciones fotovoltáicas son extremamente bajos y previsibles en el tiempo al no depender de factores con un comportamiento inestable.

Es inevitable que se traslade este comportamiento previsible de los costes al precio de la electricidad generada con tales instalaciones: al aumentarse la aportación de energía solar fotovoltáica en comparación con fuentes fósiles, el precio de la electricidad tiende a estabilizarse, no solo a largo plazo por las razones ya esgrimidas, sino también a corto con los típicos picos mensuales, diarios y hasta horarios, que serán mucho menos extremos, tanto hacia arriba, como hacia abajo.

Precios eléctricos estables y previsibles que no sean excesivamente altos siempre añaden algunos puntos de porciento a las cifras de crecimiento económico de cualquier país: contribuyen a la competitividad de las empresas, atraen inversiones extranjeras y fomentan la creación de nuevas empresas, especialmente en los sectores relacionados con la industria, las cuales establecen la base de cada economía fuerte y próspera con cifras de paro bajas y empleo de alta calidad.

Precios eléctricos estables y previsibles son también lo que los inversores y otros proveedores de capital para proyectos energéticos quieren ver, tanto en renovable como en convencional, dado el perfil bajo de riesgo por el que se suelen decantar.

Por último el desarrollo a gran escala de energía fotovoltáica sin primas le permitirá a España convertirse en una exportadora neta y proveedor fiable de electricidad para sus socios europeos, precisamente por el alto grado de previsibilidad del sol como fuente de energía en España, así como su contribución a la estabilidad de los precios de electricidad: electricidad generada dentro del territorio europeo con fuentes seguras, fiables, previsibles y limpias a un precio competitivo que no le cueste dinero a los gobiernos europeos, y menos todavía al gobierno español, es algo que lleva pidiendo Europa ya muchos años.











Fig. 17: Representación gráfica de las consecuencias positivas para la economía española de una mayor aportación de energía solar FV sin primas al mix energético español.

El papel del gobierno

El mercado eléctrico es solo uno de los muchos ejemplos de que las subvenciones, sobre todo si se conceden sin límites y sin control, lo cual indudablemente ha sido el caso con las energías renovables en España, tal como se ha demostrado en este artículo, siempre terminan corrompiendo aquello a que fueron destinadas, aunque fuesen ideadas con las mejores de las intenciones.

El papel del gobierno en sus diferentes niveles, sea éste municipal, regional, nacional o incluso europeo, para ayudar a que se materialice el gran objetivo de estabilizar el mercado eléctrico y convertir España en una gran productora de electricidad, por tanto no es él de subvencionar, sino el que por su naturaleza le corresponde a cualquier gobierno, que es el de crear las condiciones adecuadas para que el objetivo se pueda cumplir, las cuales se centran principalmente en los siguientes ámbitos:
  1. El ámbito administrativo legal.
  2. El ámbito físico.
  3. El ámbito económico financiero.

Crear las condiciones administrativas y legales adecuadas requiere una visión y planificación de la política energética a largo plazo, asegurando que los procedimientos administrativos y legales sean pocos, claros, baratos y sobre todo estables y sostenibles en el tiempo. Una vez más, abrir el grifo de las subvenciones sin poner límites, tal como se ha hecho desde 2007, culminando en el Real Decreto 413/2014, que supuso un frenazo en seco de esta política, no ha sido la mejor manera de planificar una política energética y ha hecho mucho daño a la credibilidad no solo de los gobiernos de España, sino de España en si como país.

Las condiciones físicas en este caso las conforma la infraestructura de transporte eléctrica (líneas de alto voltaje, subestaciones, etc.). Esta ha de estar preparada y planificada a largo plazo y aplazar sine die la construcción de nuevas líneas de transporte eléctrico más las necesarias subestaciones en la zona de Andalucía Oriental, una de las regiones de España que, por la disponibilidad de terreno y la alta radiación solar, más perspectivas tienen para el desarrollo de energía fotovoltáica sin subvenciones, no ha sido una buena decisión y va en contra de los intereses de España a largo plazo.

En crear las condiciones económicas financieras se trata de facilitar la financiabilidad de los proyectos de energía renovable. Es un asunto extremamente complejo por el largo tiempo (20 años no son una excepción) que la financiación tiene que estar garantizada, lo cual muchas veces está fuera del alcance de los agentes financieros privados en el mercado (inversores, fondos, bancos, aseguradoras y re-aseguradoras). Inevitablemente en este ámbito el papel de los gobiernos se vislumbra cada vez más esencial. A continuación se podrían presentar los métodos que se puedan desarrollar para que los gobiernos efectivamente dispongan de las herramientas necesarias para facilitar esta financiabilidad a tan largo plazo de manera eficiente y sin que supongan compromisos presupuestarios inasumibles, pero la exposición de los mismos estaría fuera del alcance del presente artículo.

Fuentes